Reimagínate: el maravilloso viaje de encontrarse con uno mismo

¡Cambiar, crecer, descubrirse… en la vida nada de esto es fácil, nos falta tiempo, da pereza, ya estamos acostumbrados, “somos así”… pero créeme, vale la pena!

El conocimiento de uno mismo te aportará muchas cosas positivas, pero también te enseñará la cara más dura de todas, aquellas cosas de ti mismo que prefieres seguir guardando dentro de ti. ¡Puede ser que, en un principio, ni si quiera te caigas bien!

Sentirás un susurro en el oído, diciéndote que ya estás bien como estás y que no necesitas cambiar, pero tienes que ser más fuerte que él: necesitas saber cómo se aprende a volar.

Lo más importante de todo el camino no es la meta que te has puesto, sino todo lo que descubrirás mientras llegas, y la maravillosa transformación que experimentarás. Te querrás, te odiarás y te aceptarás, tu autoestima lo agradecerá.

Si te quieres quitar la venda que llevas en los ojos y descubrir quién eres realmente y quién puedes llegar a ser, sólo tienes que seguir adelante.

No te pongas más excusas, deja atrás la ansiedad y  date el lujo de dejarte sorprender.

Hablamos…